Últimas reseñas Una historia de amor épica Destrózame No salgas de noche Los Visionarios Un verano italiano Touchdown a mi corazón La mano en la pared Juntos somos magia Nunca en la escalera

viernes, 26 de febrero de 2010

Perdona, pero quiero casarme contigo...

- Niki...
Se vuelve hacia ella exultante de felicidad.
- ¿Si?
Alex traga saliva.
- Llevo varias noches sin dormir tratando de encontrar las palabras adecuadas que te permitan comprender cuánto te quiero, hasta qué punto tu sonrisa, tu aliento, cada uno de tus movimientos son la razón de mi vida. Me gustaría poder resistir, decir que no es así, hacer como si nada..., pero no puedo...
Alex mira de nuevo afuera. Ya está, todo está saliendo como estaba previsto. El Empire State Building está justo delante de ellos. Se vuelve de nuevo hacia Niki.
- Lo siento, pero es así...¡No puedo evitarlo!
Ella lo mira sin comprender una palabra.
- ¿De qué estás hablando?
Alex abre los brazos.
- Niki, perdona...
- ¿Perdona?
En ese instante, las luces del último piso del rascacielos que tienen delane se encienden en la noche. Niki ve un gran letrero, inmenso y perfectamente iluminado, como si fuese de día. Alex le sonríe mientras lo lee: "¡Sí, perdona, pero quiero casarme contigo!"

Perdona pero quiero casarme contigo. Federico Moccia.