Últimas reseñas Una historia de amor épica Destrózame No salgas de noche Los Visionarios Un verano italiano Touchdown a mi corazón La mano en la pared Juntos somos magia Nunca en la escalera

miércoles, 10 de agosto de 2022

Reseña: Un verano italiano - Rebecca Serle

Un verano italiano || Rebecca Serle

Titania || Junio 2022
256 páginas || Papel y ebook


Comprar Libro

Katy queda conmocionada cuando su madre fallece. Carol no era solo su madre, sino su mejor amiga y la persona a quien siempre acudía. Y ahora, cuando Katy más la necesita, ya no está. Para empeorar las cosas, se aproxima el viaje que madre e hija habían planeado a Positano, el mágico pueblo en el que Carol pasó el verano anterior a conocer al padre de Katy. Ella ha esperado durante años a que su madre la llevara, y ahora tendrá que embarcarse en la aventura ella sola.
Pero en cuanto pone un pie en la costa de Amalfi, Katy empieza a sentir el espíritu de su madre. Animada por las impresionantes aguas, los hermosos acantilados, los encantadores vecinos y, por supuesto, la deliciosa comida, Katy siente que, poco a poco, vuelve a la vida.
Y entonces aparece Carol... Rebosante de salud, bronceada y con solo treinta años. Katy no entiende qué está pasando, pero tampoco le importa, porque por imposible que parezca, la ha recuperado.

En el transcurso de un verano en Italia, Katy irá conociendo a Carol... pero no como la madre que fue, sino como la joven que la precedió.





Katy acaba de perder a su madre y se siente perdida, abandonada, rota. No solo era su madre, también era su mejor amiga, la mujer que mejor la entendía y que siempre la ayudaba y aconsejaba. Y ahora no sabe a quién acudir. Además, se acerca el día en el que ambas tenían que hacer un viaje juntas, un viaje que llevaban planeando mucho tiempo y que era muy especial para ambas. Y aunque al principio se niega, finalmente, Katy decide hacerlo sola. En cuanto pone un pie en la costa de Amalfi, algo hay que la hace sentir mejor poco a poco, como si allí se sintiera más cerca de su madre, como si no se hubiera ido del todo. Lo que no se espera es que, de repente, Carol, su madre, aparezca frente a ella con treinta años, y sana, totalmente sana. Katy no sabe si está alucinando, soñando o todo es real, pero no piensa desaprovechar la oportunidad de volver a tenerla cerca, de volver a hablar con ella, de sentir que son una de nuevo. Pero Carol no es la mujer que ella espera, y Katy conocerá a la joven que fue antes de ser madre. ¿Estará Katy preparada para conocer a esa versión de su madre? ¿Qué pasará si la pierde de nuevo?

La historia, la memoria, es ficción por definición. Cuando un hecho deja atrás el presente para formar parte del pasado, se convierte en una historia. Y podemos elegir el tipo de historia que contamos sobre nuestras vidas, sobre las cosas que nos ocurren, sobre nuestras relaciones. Podemos elegir qué capítulos dotamos de significado.
Cuando me llegó la nota de prensa de este libro, hubo dos cosas que me llamaron la atención. La primera, la ambientación, y es que yo todo libro que se ambienta en Italia necesito leerlo. Pero es que, además, Positano es uno de los lugares que me muero por conocer de ese país, y leer un libro ambientado allí, recorrer sus lugares, conocer qué visitar, me ha encantado. Y tengo claro que si en algún momento tengo la oportunidad de viajar hasta Amalfi, volveré a leer este libro para visitar cada uno de los lugares que menciona, porque son mágicos. La segunda cosa que me llamó la atención fue la historia en sí. Tenía claro que lo leería de todas formas solo por la primera, pero me gusta sentirme identificada con las historias, aunque duela, y sabía que con esta lo haría y mucho. Y por eso he podido entender a Katy durante el 90% de la historia, porque sí que ha habido una cosa que no he entendido y que me ha enfadado mucho, es algo con lo que no puedo, en ningún libro, y me ha parecido muy injusto por su parte. Pero en lo demás, la he podido entender perfectamente. Y soy consciente de que no es un libro que todo el mundo pueda leer, porque quien haya vivido una situación como ella es posible que no esté preparado, a no ser que sea tan masoca como yo y le guste tanto emocionarse y sufrir como a mí. Pero si no eres ese tipo de persona y has sufrido una pérdida muy dolorosa recientemente, no es tu momento para leerlo. A no ser que creas que puede ayudarte a sanar, como lo hace Katy a lo largo de la historia.

Hay otra cosa de la que también soy consciente, y aunque a mí me ha gustado porque lo he entendido y sé que alguien se siente así cuando pasa por lo mismo que ella, sé que para otras personas puede resultar, quizá, algo pesado, o repetitivo. Porque este libro va del duelo, de superar la pérdida, de lo que se siente cuando te quedas sin esa parte fundamental de tu vida, sin ese pilar que te sostiene. Y el libro se centra muchísimo en esos sentimientos, y se repiten una y otra vez, y, como digo, puede que para alguien sea quizá repetir demasiado lo mismo. En mi caso ya os digo que no lo he sentido así, porque es algo que he vivido y sé que es tal cual. Pero bueno, quería avisaros también, por si acaso. Lo que sí os puedo decir es que está escrito de una manera sencilla pero muy bonita, con muchísimo sentimiento. Y que aunque es lo primero que leo de la autora, no será lo último, eso seguro.

Nos encontramos con un libro de realismo mágico, no diría quizá que es romántico, aunque tiene su toque, pero de lo que va realmente es de afrontar que una persona ya no está, cuando te topas con ella de repente, antes de que tú nacieras. Es raro sí, pero maravilloso a la vez. ¿Quién no querría vivir algo así? ¿Reencontrarse con la persona que has perdido, volver a conectar, a sentirla, a poder abrazarla? Claro que, en este caso, la Carol que nos encontramos tiene 30 años y no es como la madre que Katy conoce, pero de eso va todo también, de conocer a la mujer que fue antes de tenerla a ella, de ser consciente de sus sueños, de a qué tuvo que renunciar por formar una familia, de que antes que madre, era mujer. Que antes de esposa, fue una mujer sin ataduras. Que es algo que a menudo se nos olvida, ¿verdad? Y Katy se va a sentir perdida, no solo por todo lo que está viviendo, sino por darse cuenta de que su madre guardaba secretos que ella nunca conoció, y eso puede hacer que la vea de una manera distinta. Menos perfecta, pero quizá más real.

En resumen, 'Un verano italiano' nos presenta a Katy, una chica que ha perdido lo más valioso de su vida, a su madre, y se siente completamente perdida. Ya no sabe qué quiere en su vida, ni siquiera reconoce a su marido, no es capaz de verlo como lo veía antes. Así que decide hacer el viaje que ambas iban a hacer juntas y viajar a Positano, un lugar mágico que su madre conoció antes de conocer al padre de Katy y formar una familia. Una vez allí, la costa de Amalfi la irá sanando poco a poco, porque se sentirá más cerca de Carol, tan cerca que volverá a tenerla enfrente, con 30 años, viva y sana, y Katy aprovechará la oportunidad para recuperarla. Es una historia de realismo mágico que nos habla de cómo superar una pérdida, de cómo volver a encontrar el camino a casa, de cómo volver a ser nosotros mismos tras sufrir algo tan doloroso, tras sentirnos tan perdidos, solos, abandonados. De cómo la vida puede ser injusta, pero no nos queda otra que vivirla. Conoceremos a Katy pero también a Carol, su madre, en esa época joven y loca, sin ataduras, y más adelante, a lo largo de los años junto a Katy. Y será imposible no entender el dolor de su pérdida, y no encariñarnos con ambas, sobre todo tras descubrir que Carol no era tan perfecta como su hija la veía. Os lo recomiendo si os gustan las historias familiares, de madre e hija, de amor en todas sus facetas, de superar el duelo, de afrontar el miedo, de recomponerse y sanar.

Pienso en cuántas veces me he preguntado eso. Si alguna vez volveré a sentirme normal. Si alguna vez estaré bien. La respuesta siempre ha sido no, pero estando aquí ahora, pienso que tal vez hay un espacio también en eso. Que tal vez el tiempo sin ella no sea un campo de batalla, sino un terreno vacío. Con algo de lodo, incluso. Un terreno sin urbanizar. Que tal vez, transcurrido el tiempo, pueda elegir.








Gracias a la editorial por el ejemplar

 
 
 


 

 












7 comentarios:

  1. Holaaa =)
    No lo he leído, pero me alegra que te gustara :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaaaa!

    Ains, me parece una lectura perfecta para el verano, encima con realismo mágico y que toque el tema del duelo... tiene los elementos perfectos para mi. Creo que me tocaría mucho la patata y no se me haría repetitivo.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Me parece muy interesante que se trate el tema del duelo y su superación, pero ahora mismo no me veo leyendo un libro con esa temática. Prefiero otro tipo de lecturas, así que por el momento lo dejo pasar.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Montse! Parece una bonita historia, la premisa nos ha recordado un poco a la peli Mamma Mía 2 pero en Italia en vez de en Grecia. Besitos. 😘

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    La verdad es que parece una historia muy nostálgica, que toca temas muy que vivimos todos. Echaré un vistazo a la novela, muchas gracias por la reseña.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB 💜

    ResponderEliminar
  6. Hola :) No he leído mucho de realismo mágico. Solo fue Como agua para chocolate y me gustó. Quizás debería probar este ¡Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Quizá me lo lea en otro momento, lo que he leído de realismo mágico me ha gustado mucho. Pero ahora mismo no me apetece una historia tan dramática. Anotado queda. Besos.

    ResponderEliminar

Avisa de spoilers en tus comentarios. No hagas publicidad, ni dejes cadenas, lo borraré. Para mostrar tu blog, pásate por Afiliados.
Gracias y espero verte de nuevo.